Un joven es condenado a 6 años de cárcel por violar a una menor de 15 años

La menor se sentía atraída por el acusado y consintió de besarle, pero la forzó para mantener relaciones y se produjo una violación

La Sección Primera de la Audiencia de Navarra ha condenado a 6 años y 6 meses de prisión, como autor de un delito de agresión sexual con acceso carnal, a un vecino de Tudela por violación a una menor de 15 años

Según recoge la sentencia, recurrible ante la Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Navarra, el procesado, J. S. A., de 29 años, indemnizará con 30.000 euros a la víctima, a la que no podrá acercarse ni comunicarse durante 12 años y 6 meses.

Asimismo, a la conclusión de la pena de prisión, cumplirá una medida de libertad vigilada durante 6 años. 

En el juicio, el fiscal solicitó una pena de 14 años de prisión para el encausado por un delito de agresión sexual a menor de 16 años. La defensa, por su parte, reclamó la absolución y, subsidiariamente, interesó la aplicación de la atenuante de confesión y colaboración con la justicia. 

Los hechos delictivos enjuiciados se produjeron el 14 de marzo de 2020 en una fiesta de cumpleaños de una amiga de la víctima. En la misma se encontraba el acusado, de quien la denunciante se sentía atraída

En un momento dado, el procesado y la víctima se besaron, con el consentimiento de ella, pero seguidamente él comenzó a tocarle “los pechos”, a lo que ella se opuso. Le dijo que parase, pero hizo caso omiso, perpetrando la violación.

El inculpado, entonces, llevó a cabo una triple agresión sexual por vía bucal, anal y vaginal.  

Como consecuencia de estos hechos, según consta en la sentencia, la joven padece “sintomatología depresiva con fuerte sentimiento de culpabilidad y rechazo de sí misma, que le ha llevado a un intento autolítico”. 

En su descargo, el acusado, encarcelado provisionalmente, mantuvo que las relaciones eran consentidas y negó haber actuado con violencia. Dijo que pensaba que la víctima era mayor de edad. 

Sin embargo, la Sección Primera de la Audiencia Provincial considera corroborada la declaración inculpatoria de la denunciante, por la prueba pericial forense, que acreditó que las lesiones que presentaba eran compatibles con su relato, y con una violación

Fuerza para conseguir el acceso sexual

Según los forenses, las lesiones en antebrazos y en el cuello “concuerdan con el relato que hizo la menor de la fuerza aplicada por el acusado sobre su cuerpo para conseguir ejecutar la violación”. 

La prueba pericial psicológica, por su parte, “también es un elemento corroborador de la declaración de la víctima”, destaca el tribunal. Así, el informe concluye que el testimonio de la denunciante “se valora psicológicamente como altamente creíble”.  

La Audiencia, sin embargo, estima que en el presente caso “no puede declararse probado con la certeza que exige el Derecho Penal el conocimiento por el acusado” de la edad de la menor. Considera que al respecto “no concurren elementos probatorios para inferir ese conocimiento”. 

La falta de todo dato que permita concluir que el encausado conociera que era menor de 16 años, “no tratándose de una niña, sino de una adolescente próxima a cumplir los 16 años, implica su absolución” de ese concreto tipo delictivo. 

Sin embargo, eso no excluye la violación. Los jueces consideran probado el delito de agresión sexual con acceso carnal, penado con entre 6 y 12 años de prisión. Por ello, aprecian pertinente imponer una pena de 6 años y 6 meses. 

Los magistrados descartan apreciar la atenuante invocada por la defensa, puesto que “el delito y su autor lo había descubierto ya la policía por su denuncia, y no ha mostrado el procesado ninguna colaboración con la justicia ya que ha negado los hechos nucleares de su imputación”.

Fuente: Poder Judicial

Destacado

Errores en el catastro: cuando un inmueble está mal representado

Lo que debes saberInscripciones en el Registro de la...

Reclamación de daños y perjuicios y extensión de la indemnización por responsabilidad civil

La indemnización tiene como objetio restaurar la situación previa a la ocurrencia del daño, garantizando que el perjudicado no sufra pérdidas

Las actuaciones y procedimientos de comprobación censal de Hacienda

a Agencia Tributaria puede llevar a cabo la comprobación censal a través de la inspección física y documental de hechos y circunstancias.

Arrendatario con discapacidad y adaptación de la vivienda alquilada

El arrendatario con discapacidad tiene el derecho a realizar las obras o modificaciones necesarias para adaptar su vivienda.
Lo más leido

Período trabajado no aparece en la vida laboral

En estos casos, el trabajador se enfrenta a perjuicios en futuras prestaciones, ya que el período trabajado no aparece en la vida laboral.

Despido improcedente sin pasar por SMAC

La duda que tengo es si se puede hacer el despido improcedente sin pasar por SMAC. ✓ Respuesta Abogado: aunque haya acordado improcedencia

He vendido mi coche y estoy recibiendo multas del comprador

He vendido mi coche y estoy recibiendo multas del comprador. ✓Respuesta Abogado: Acuda con el contrato de compraventa

Despido de trabajadora embarazada en periodo de prueba: ¿es nulo?

Han despedido a mi mujer durante el periodo de prueba y está embarazada de 3 meses. ✓Respuesta Abogado: la nulidad objetiva

Periodo de prueba en una empresa en la que ya he trabajado antes

Me quieren poner un periodo de prueba en una empresa en la que ya he trabajado antes. ✓Respuesta Abogado: será nulo el pacto que establezca

El TEAC reitera el criterio acerca del límite máximo de las rentas del trabajo que permiten la reducción del artículo 18.2 de la LIRPF

La normativa vigente en el momento del devengo del impuesto se aplica a toda la renta devengada, sin considerar las modificaciones

¿Puedo cambiar la tributación conjunta de años anteriores?

Hacienda no lo permite, pero el TEAC concluye que si existe un error en la elección que no es atribuible al contribuyente, sería posible.

Condenada una mujer con multa y orden de alejamiento por amenazar a su abogada

La abogada empezó a recibir correos electrónicos y llamadas constantes de manera hostil y amenazante después de dejar el caso