martes, octubre 19, 2021

El dramático problema real del coste energético

Cristina Rubio Asiego
Abogada y Periodista | Experta en Derecho Bancario

Más leido

El problema dramático del coste de la luz es que se agudizará a medida que se acerca el frío, dentro de dos-tres meses, que es cuando nos encontraremos en una situación de racionamiento.El gobierno lo único que ha hecho es una chapuza para reducir los precios de hoy, pero el problema real será en noviembre. Y no sólo en España, sino en Europa entera. Vayamos por partes.
La subida del precio del gas, materia prima imprescindible para Europa, es que Rusia – léase Putin – ha recortado drásticamente los flujos de gas de manera tal que Europa no pueda reponer sus reservas. Gas ruso viene, pero a un ritmo tan bajo que los stocks se están vaciando. Ergo el precio seguirá subiendo y no habrá más remedio que racionar por sectores, y cabe preguntarse, ¿está este gobierno mínimamente preparado a ésto con eficacia? 
Por qué Putin se comporta así? Dice Ambrose Evans-Pritchard,
Esta vez, el manipulador es Vladimir Putin, el objetivo es Europa y la herramienta de presión es el gas de tubería. El Kremlin está limitando los flujos de recarga normales a través de los oleoductos ucranianos y polacos necesarios para reponer los inventarios europeos antes del invierno.”
Ya se está contagiando la subida del coste de esta MP a otros productos, aunque a un ritmo bajo pues el índice subyacente (sin energía) aumento mucho menos que el IPC: un 0,7% anual frente al 3,3% del consumo. Apenas se puede hablar de contagio.
Se exige en algunos sectores que el BCE sea estricto en contener la inflación 
(Ya anunciado menor ritmo de aumento de sus activos de deuda), pero me pregunto como se contiene la inflación cuando la causa de el aumento de un coste que se traslada a toda la economía sin que se contraiga drásticamente. ¿Habrá que pensar en racionar toda la economía, como si estuviéramos en guerra? Pensemos un momento. ¿Que es más importante, racionar a lo bruto, o dejar que la inflación aumente unos puntos para permitir absorber el choque que viene de una manera más eficaz – siempre que no se pasen ciertos límites…?
Para mí que algún aumento de la inflación habrá que tolerar, si no queremos volver a vivir una contracción como la del año pasado. La cual será, ciertamente, deflacionista. 
En todo caso, se acercan tiempos duros y difíciles de gestionar, sin una escapatoria clara que no sea que el señor Putin cambie su estrategia de asfixiar Europa. Lo cual se me antoja difícil.

OTROS LECTORES VIERON

Ultimas entradas